Bienvenidos

Bienvenidos

domingo, 20 de noviembre de 2016

Escuela de idiomas

Ese acento está fuera de lugar,
esa palabra llana no merecía 
la atención que le prestaba.
Ese adjetivo era superfluo; 
sólo ocupaba espacio
y no añadía información.

El calendario mentía con reincidencia, 
¿o era el espejo?
Uno de los dos seguro, quizá ambos.

La memoria se saturaba,
repleta de valiosos datos inútiles.
Todos tus nombres,
tus direcciones y tus epitafios.
Y ya no sabía cómo depurarla.

Esa maldita guitarra sonando, 
empecinada y cristalina,
en un preferente segundo plano
mientras yo buscaba desesperado
un nuevo lenguaje, 
quizá el mío usado con más propiedad,
o una nueva forma 
de contar la misma historia.

No hay comentarios: