Bienvenidos

Bienvenidos

viernes, 5 de agosto de 2016

Sitiado

Algo ha estallado en silencio.
Quizás el último verso maltrecho,
hecho girones y olvidado.
Quizás el corazón que desatento
no sabe que es el germen siniestro
de este amor, el que le ha fecundado.

Su llama es el hielo propicio
para congelar el dolor de los años,
para soldar las lanzas sangrientas
que han tenido mi corazón a sitio.
Pero temo tu lanza y su daño
porque sé que el amor está alerta.

Tanto amor, ¿para qué?
¿Para qué repetirte, agonía?
Te perdono todo el olvido
y te espero toda la vida.

No hay comentarios: